viernes, 8 de agosto de 2014

¿Sol? Sí, pero con precaución

Practicar deporte en los días de calor resulta beneficioso para el organismo y aporta al deportista una energía extra para el resto del día. Eso está demostrado, pero también es cierto que si se practica ejercicio con sol debe hacerse siempre extremando la precaución. No podemos olvidar que la incidencia directa del sol en algunas partes de nuestro cuerpo puede ocasionarnos trastornos, especialmente si los rayos del sol son muy potentes. Por eso nosotros te hacemos algunas recomendaciones. 



Cuidado con los rayos ultravioletas

Es bien sabido que los rayos ultravioletas son nocivos para la piel y pueden producir cáncer. Algunos estudios realizados han demostrado que los deportistas que están más expuestos al sol, como es el caso de los maratonianos, tienen un riesgo mayor de padecer la enfermedad. A su vez, los rayos ultravioletas provocan que la piel sea más vulnerable a la formación de ampollas y rozaduras y le cueste más cicatrizar y recuperarse.



Protégete

Si practicas deporte en un día de sol una recomendación ineludible es que utilices protector solar. Se estima que un protector del 30 reduce hasta en un 97% las radiaciones ultravioletas. Una gorra con visera y unas buenas gafas de sol también evitarán que los rayos UVA castiguen tu cabeza y tus ojos; además, existen camisetas con protección solar que impiden los rayos UVA incidan en tu torso. Por último, hay alimentos que fortalecen y previenen la piel de posibles quemaduras; algunos ejemplos son el té verde, las especias o el tomate


2 comentarios:

  1. Buenas recomendaciones en estos meses de sol, playa y descuido.
    Un saludo veraniegp

    ResponderEliminar